¡Hola!

Cuando Haces Clic es un blog personal que pretende dar salida a todo aquello que deambula por mi cabeza y que se centra principalmente en la total devoción que siento por Internet como medio de comunicación por excelencia. Y como todas las pasiones, irracionales y bellas, no sé si es posible explicar objetivamente porque he sucumbido a esta.

¿Qué me gusta de la Red? En primer lugar, es democrático. Todo el mundo puede crear en Internet. Si te gusta cantar, te grabas en vídeo y lo cuelgas en Youtube; si te apasiona la moda, creas un blog y aportas tu visión. Otra cosa que me encanta de este medio es la generosidad de todos aquellos que aportan su granito de arena de contenido. Todos nos beneficiamos y la mayoría en silencio (como si nos cobrasen por comentar o dar un “me gusta”). Pero ahí siguen ellos, con su devoción y su altruismo compartiendo su pasión con todo aquel que pueda sentirse interesado. Y un tercer aspecto que me entusiasma son sus posibilidades. Si te paras a pensar, seguro que conoces a más de uno que se gana la vida gracias a que un día “triunfó en internet”, ya sea un blogger, un tuitero o un youtuber.

Estoy segura de que hay joyas escondidas en este océano que es Internet, perdidas entre la abrumadora oferta e contenidos, enmascaradas por éxitos mucho más mediocres. Y es que una cosa es que tengas la posibilidad de escribir y otra muy distinta es que te lean. Y no digamos que te sigan. La dificultad estriba en eso. Destacar entre la masa. Pero es genial cuando de repente llegas a un sitio que te encanta, ya sea por sus textos, sus fotografías o la frescura de tus contenidos, y lo recomiendas entusiasmada, intentando que tus amigos participen de tu pasión por esa blogger ultra-estilosa o ese tuitero tan gracioso.

Con todo esto, lo que pretendo explicar es que llevaba mucho tiempo sintiendo la necesidad de compartir todas aquellas satisfacciones que me provoca la red y aportar mi granito de arena en esta kilométrica playa de contenidos. Por eso este blog se llama Cuando Haces Clic, porque clic tras clic y sonrisa tras sorpresa, descubro de lo que la gente es capaz y me entusiasma. Y de repente me doy cuenta de que han pasado horas y es como si hubiera viajado, contagiándome del buen hacer de otros y sin dar nada a cambio. Bueno sí, mi tiempo y mi atención. Que si te paras a pensarlo, es un bien muy preciado, en estos tiempos que corren vuelan.

Y de esto va este blog, de todo lo que me engancha la atención y roba mis horas ante la pantalla de la tablet, el ordenador o el smartphone… Porque Cuando Haces Clic, ya no hay Stop. 

Bienvenidos.

Anuncios

¡Participa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s